jueves, 31 de diciembre de 2009

Mirar adelante: 2010

Finaliza el año y todos hacemos recuento de qué tal ha ido y cómo queremos que mejore nuestra vida de cara al siguiente. Repasamos los propósitos que nos hicimos y no cumplimos en su mayoría, y los replantamos para el año entrante. Curiosamente, yo no me hice ningún propósito porque sabía que no iba a cumplir casi ninguno, y al final quizá este año lo hubiese hecho.
Dejamos atrás el 2009. El año de la crisis, la gripe A, los escándalos de Berlusconi y Camps... un año tenso y turbio que en lo personal ha sido quizá el mejor de mi vida. He dado pasos adelante, me he redescubierto a mí mismo y he vivido cosas increíbles. Un año que se ha hecho corto, pero que ha sido muy largo, otras veces recordaba la Nochevieja anterior y me parecía que había pasado poco tiempo, pero hoy queda muy lejana. He vivido tantas cosas que este año llenaría un gran porcentaje de mi biografía. Pero ahora toca mirar adelante y saber que muchas cosas nuevas nos esperan. Aventuras y desventuras que harán reir, llorar o llorar de risa. Hoy, más que nunca, miro al futuro con optimismo. Cualquier tiempo pasado nos parece mejor, pero... ¿acaso no todo tiempo futuro será mucho mejor?

lunes, 28 de diciembre de 2009

Los santos Inocentes

Me gusta gastar bromas. No sé por qué, pero siento el impulso a hacer una broma cuando se presenta la ocasión. No hago bromas pesadas, pero hay a gente que le sientan muy mal. Será tal vez porque hay personas con las que acabo haciéndolas reiteradamente. Pero eso me gusta. Me gusta introducir cierto caos en la vida de las personas. Y me gusta que la gente que tenga todo en orden se sienta desconcertada con la introducción del caos para luego ir aprendiendo e ir adaptándose al caos. No todo es lo que parece, y me gusta hacerlo ver. Hasta que un día me pase como en el cuento de Pedro y el Lobo. Lo peor de todo es que siempre que hago una broma, hago claras señales de que lo es. O al menos a mí me lo parecen. Qué subjetivo es todo.
Hoy es un día para hacer bromas. Yo no he hecho ninguna. ¿Qué gracia tiene hacerlas en un día en que todos están alerta?

lunes, 21 de diciembre de 2009

A colación de un artículo de Glenn Blackburn que nos dieron en clase, "Intelletual and spiritual issues in technological age", hicimos un comentario que he decidido colgar aquí, aunque la redacción me quedó un poco chuchurría:

El autor analiza en este artículo el pensamiento posterior a la II Guerra Mundial en relación al impacto que en él han tenido los avances científicos y tecnológicos. Así, primero expone dichos avances y su repercusión para luego pasar a analizar el pensamiento político, filosófico y religioso de esta época.
Al exponer los avances de la ciencia y la tecnología, lo comienza haciendo una reflexión sobre el “arma de doble filo” que suponen la ciencia y el conocimiento en tanto en cuanto a los fines a los que son destinados, para finalizar señalando los ámbitos en los que ha influido: los modos de vida, la industria armamentística, la globalización de la información, la concepción de la propia humanidad del Ser Humano y el medio ambiente.
Así, en este período encontramos un gran número de corrientes de pensamiento diferentes que podríamos englobar en pesimistas y optimistas respecto al progreso de la ciencia y del Ser Humano.
Las corrientes pesimistas remarcan las atrocidades de las que el hombre es capaz, tanto por lo que supuso la Segunda Guerra Mundial como por el contexto de la Guerra Fría; por vez primera existe la posibilidad real de destruir el mundo y acabar con todo. El miedo nuclear es una de las piezas clave del pensamiento de la época.
El progreso tecnológico ha servido para hacer posibles los totalitarismos mediante un férreo control de la sociedad. Expone ejemplos literarios como 1984 de George Orwell o las obras de Aleksander Solzhenitsyn, críticas con el estalinismo. Podría incluirse, entre otras, la obra de Aldous Huxley Brave new world (Un mundo feliz), que se adelanta al marco cronológico expuesto anteriormente (dicha obra fue publicada en 1932) pero que ya muestra parte del pensamiento posteriormente desarrollado. En la obra se critica continuamente el modelo de producción fordista, ironizando incluso con el sistema de datación que sustituye a Cristo por Ford. La sociedad presentada por Huxley en la obra es una sociedad feliz por haber erradicado los males de la sociedad pero que ha llegado a deshumanizar por completo a las personas: la reproducción se hace por incubación genética, predestinando a cada persona a uno de los estamentos sociales establecidos; se han eliminado todas las manifestaciones artísticas, religiosas y filosóficas y los sentimientos son reprimidos mediante una droga llamada soma, que hace que la gente sea feliz. La pérdida de sentimientos por parte de los humanos es una de las cuestiones que se manifiestan también en la posguerra, debido de nuevo a las matanzas llevadas a cabo en nombre de una serie de Ideas. A ello se suman los avances tecnológicos de la informática y la posibilidad de creación de robots, máquinas inteligentes que podrían llegar a imitar el comportamiento humano; ello hace plantearse qué significa realmente ser humano. Esto fue planteado, por ejemplo, en la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick publicada en 1968 (así como su adaptación cinematográfica, Blade Runner, de 1982). La deshumanización es vinculada al racionalismo extremo, al funcionamiento mecánico, en definitiva a la concepción mecanicista del Universo, gestada en el siglo XVII. Un buen ejemplo de ello es el Dr. Manhattan, de la novela gráfica de Alan Moore Watchmen, publicada entre 1986 y 1987. El Dr. Manhattan es un superhéroe que logró poderes casi divinos, entre ellos clarividencia, teletransporte y manipulación de la materia. Su condición le aleja progresivamente de la humanidad, careciendo de sentimientos salvo por el lazo amoroso que le une a otro de los personajes de la obra. Él ve las cosas desde un punto de vista determinista, en la que los hechos están causalmente determinados por la irrompible cadena causa-consecuencia. Él es el único que está más allá de esta cadena, teniendo en sus manos el futuro de la humanidad, ya que puede, con sus poderes, frenar la guerra nuclear; pero se plantea el por qué debe actuar, si la humanidad para él no tiene sentido; está desapegado de ella.
Para algunos, la existencia humana es absurda y carece de sentido, dando lugar a movimientos filosóficos como el existencialismo o el absurdismo, considerado la radicalización del anterior. Este movimiento de corte nihilista hace hincapié en que nada tiene una causa o un por qué, a pesar de que siempre busquemos el principio de razón suficiente. También postula que la vida es algo insignificante, que no tiene más valor que el que nosotros le creamos. Su máximo representante es Albert Camus, y da lugar a una serie de manifestaciones artísticas que tienen su reflejo en la literatura, el teatro de lo absurdo o en el llamado humor absurdo. Volviendo a la obra Watchmen anteriormente expuesta, otro de sus personajes, El Comediante, pone de manifiesto esta visión hasta tal punto de comportarse como si todo fuese una broma.
La cuestión del deterioro medioambiental y el respeto a la naturaleza es otro de los problemas plantados a tenor del progreso y de la masificación tecnológica y científica, ya que si bien estamos haciendo más cómo nuestra vida, hipotecamos el futuro del planeta envenenándolo y destruyéndolo. El movimiento ecologista surgido en los años 50 ha tenido un avance importante en los últimos años concienciando a mucha gente con el problema medioambiental, siendo uno de los movimientos alternativos más importantes en la actualidad y a la que se han sumado partidarios de otras corrientes políticas.
La segunda mitad del siglo XX se presenta ante los ojos de muchos como aterradora y llena de peligro. En busca de una salida, Glenn Blackburn señala el triunfo de muchas corrientes religiosas, que acabarán derivando en fundamentalismos, así como el refugio en la lealtad étnica y el nacionalismo. Salidas cobardes y falsas bajo mi punto de vista personal, ya que sirven como escudo frente a la realidad y alienan al individuo.
El pesimismo filosófico y político frente al progreso tecnológico es una respuesta opuesta a la dada a partir del siglo XVII en Occidente, cuando los postulados del racionalismo y el triunfo de la ciencia moderna se erigen en estandarte. Pero la razón derivó en Idealismo, llevando a Occidente a imponer al resto del mundo su dominio y a luchas ideológicas en su seno que llevaron al triunfo de autoritarismos y totalitarismos. La ciencia fue utilizada como apoyo de las Ideas y utilizada para fines deleznables. Lo que en el siglo XVII representaba la luz frente al irracionalismo, se ha terminado por convertir con el paso del tiempo en oscuro y absurdo. Imponer y matar en nombre de unas Ideas es el resultado del triunfo del positivismo científico, que rechaza la subjetividad y el relativismo.
Por otro lado, el autor señala que el progreso tecnológico es recibido con los brazos abiertos por el liberalismo, el conservadurismo y el socialismo, ya que garantiza el bienestar y el logro de la felicidad. El estado de bienestar es fruto de estos avances, y la gente de a pie los recibe con entusiasmo: la televisión, el frigorífico, la lavadora, los medios de transporte… son recibidos con alegría por muchos (aunque siempre hubo escépticos), ya que hacen la vida mucho más cómoda.
Pero la aprobación de estos cambios también cuenta con trabas por parte de estas ideologías. El conservadurismo cuenta siempre con cierto temor al cambio, y no tolera algunas cosas, sobre todo en materia biológica, como el aborto, la reproducción asistida, o la clonación. Por su parte, el liberalismo se convierte en conservador en tanto en cuanto ve peligrar su posición de poder, y en lo que a la tecnología respecta, encontramos un ejemplo claro en la actualidad en la lucha contra la supuesta piratería. El miedo de las discográficas al cambio en la venta y distribución de la música hace que se escuden en leyes contra las copias digitales en vez de adaptarse a las nuevas oportunidades que ofrece Internet. A su vez, muchos artistas pueden darse a conocer con muchísima más facilidad gracias a este medio, minando el poder casi monopolístico de los grandes artistas sustentados por las discográficas.
El socialismo (también, en menor medida, el conservadurismo y el liberalismo) a su vez ha ido tendiendo a una posición más ecologista. El ecologismo muestra también su visión optimista a los avances científicos en cuanto a nuevas formas de energía se refiere, así como en métodos para frenar el deshielo de los glaciares, por ejemplo.
Todos estos puntos de vista forman parte del modo de ver el mundo que nosotros hemos heredado, y, aunque con una perspectiva diferente, forman parte del pensamiento actual. Algunos de los problemas planteados han ido desapareciendo, y otros han cobrado más fuerza. Nosotros formamos parte del mundo que nos toca vivir y somos los que podemos construir el futuro a partir de las bases con las que contamos. Sólo tenemos que reflexionar sobre ello y pensar cómo debemos actuar.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Cuéntame cómo no pasó

Últimamente veo muy pocas cosas en televisión, y se reducen prácticamente a las noticias cuando como o ceno en casa y "Cuéntame cómo pasó". Si tuviese la oportunidad lo único que añadiría a esta lista sería a Mr. Arguiñano haciendo de las suyas en TeleBerlus, pero el horario lectivo me lo impide. Pero vayamos al grano, es decir, a hablar de Cuéntame.
Hoy termina su undécima temporada, la que he de decir que, en mi opinión, ha sido la peor con diferencia.´Sin dejar de ser una serie con grandísimos actores, la serie va perdiendo fuerza, frescura y a sus protagonistas. Como ironizaba un amigo mío, Franco era el protagonista y por exigencias del guión murió. Don Pablo, el personaje más carismático de la serie a mi gusto, tuvo que salir pitando la temporada pasada porque Pepe Sancho dejaba la serie. Y Antoñito ha perdido su esencia. Y con él la de toda la familia. Han pasado de ser una familia relativamente normal de clase baja a convertirse en prácticamente una de clase alta. Siempre, cuando parecía que iba a lograr sus sueños, caía en picado o al menos pasaba por un mal trago; dos de los grandes momentos fueron el timo de la constructora y cuando Antoñito se hizo ludópata. Pero ahora es director general del Ministerio de Agricultura... esto es excesivo. No pinta nada ahí, a Antoñito le viene grande. Pero ese no es el mayor problema: las tramas pierden gancho, los grandes momentos son cada vez menos... La serie no se adapta del todo bien a la Transición. Además, como era de suponer, nos muestran el lado que hasta ahora nos han vendido de esta época. Tampoco pasaré al análisis de cada personaje en concreto y su posición actual en la serie, salvo el de el narrador Carlitos. El único que han puesto en esta temporada con algo de coherencia. Un personaje que de cierta temporada en adelante parecía sobrar; por ejemplo, ¿qué coño hace un niño de 14 años (o menos) en 1974 leyendo el Libro Rojo de Mao? Ahora sólo le preocupa echar un polvo con la novia, algo más adaptado a su edad.
En fin, que terminaré de ver esta temporada y a ver cómo va la cosa en las siguientes, que ya quedarán pocas. Y dejaremos el campo abierto para truñacos como FoQ.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Luces de Navidad

Si, ya están aquí. Un poco más tarde que otros años, pero están aquí. Y con ellas, el "espíritu navideño", que parece hacer a todos mejores personas, y, ya de paso, más consumistas. Me libro al menos de tragarme los típicos anuncios de estas fechas al dedicar un tiempo prácticamente nulo a estar frente al televisor.
No me gusta la Navidad, y odio especialmente las dichosas lucecitas que pone el ayuntamiento para alegrar a la gente y de paso estimular el consumo navideño. Y encima cada vez son peores. Aquellas luces que empezaron a poner hace unos años en la Gran Vía de Bilbao de color azul con un parpadeo incesante digno de poner en peligro a un epiléptico han arribado a Barakaldo en el paseo de los Fueros. El árbol de Navidad en la plaza de la Bide Onera me parece cada vez más grande y horroroso, y no puedo evitar las ganas de hacerlo arder. Y me jode que se gaste dinero público en esta puta gilipollez, y más cuando vivimos en un estado que se manifiesta laico. Y, lo peor de todo, es tener que soportar no sólo estas soplapolleces, si no que encima te obliguen a hacer las cenas familiares, aunque al menos ahora comienzo a disfrutar cocinando para los demás. Claro, ahora que me dejan. El caso es que no es lícito hacer cambiar a los demás a la fuerza su forma de ver las cosas para imponer la tuya; pero creo que tampoco lo es que la mayoría te obligue a pasar por su agujero.
Pero bueno, tampoco me voy a quejar demasiado, que nos dan vacaciones. Y además tenemos el especial de Nochebuena de Raphael, la Nochevieja y los polvorones. Aunque de estos últimos preferiría tener sólo sus dos primeras sílabas.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Tortilla carbonara

A petición de alguno que otro, subo la receta de uno de esos inventos medio excéntricos (bueno, no tanto auqnue a la gente le sorprenden) míos. Y oye, con ésto tal vez inicie una serie de recetario que le den un toque gastronómico al blog.
La receta hunde sus raíces en verano, cuando el cocinero del programa que echan por las mañanas en la Primera (creo que tiene el original título de "Por la mañana") hizo una tortilla de macarrones. Posteriormente a mí se me ocurrió hacer eso mismo, pero dándole otro toque; es más, se utilizarían los mismos ingredientes que para la pasta a la carbonara, pero en diferentes proporciones. Así surgió en mi mente la tortilla carbonara. Ayer, con motivo de una cena-fiesta en casa de unos amigos checos, y aprovechando que además otra persona iba a llevar tortilla de patata, me propuse al fin hacerla. El resultado fue bueno, pero mejorable. Aquí os dejo la receta.

Ingredientes:
- Huevos
- Pasta (Macarrones)
- Panceta
- Cebolla
- Queso rallado
- Pimienta negra
- Sal
- Aceite de oliva

Cocer la pasta dejándola cocer un poquito más que "al dente". Mientras batir los huevos en una ensaladera y al finalizar de cocer la pasta, escurrirla y mezclarla con el huevo. Trocear la panceta y freirla un poco en la sartén, ecurriendo y agregando después al huevo. En la grasilla dejada por la panceta y echando un poco de aceite si es necesario, pochar la cebolla alpimentándola. Cuando esté lista, retirar y agregar también al huevo. Rayar un poco de queso y añadir pimienta negra y sal a la mezcla. En una sartén, calentar un poco de aceite y freir la tortilla dejando que cuaje bien por dentro. ¡Servir y listo!

jueves, 10 de diciembre de 2009

Secta de la esperanza

Con el lío de la reforma de Nueva Nueva Txikiteria nos encontramos con dificultades de presupuesto para baldosas. Asi que acudimos al rastro de "Reto a la esperanza", en Retuerto, Barakaldo, una asociación religiosa al estilo de los traperos de Emaús. Buscando información, un amigo me ha pasado su web y me ha sorprendido su extensión, no sólo en España, si no en gran parte de Latinoamérica. Lo que me sorprende es esta extensión, porque el ejemplo de Barakaldo no sé yo cómo se mantiene.
Yo conocía la asociación desde hace años. Allí trabajan yonkis reinsertados (y lavados el cerebro con la droga religiosa) que recogen, en su mayoría muebles, pero también objetos de todo tipo, y los venden al público. Obviando lo pintoresco de darte un paseo por el rastro, con muebles del año de la pera, los ex-yonkis por ahí deambulando sin hacerte ni caso, y un hilo musical a lo "Radio María" (todo ello digno de una escena de "Me llamo Earl"), lo curioso es que, para ser cosas de segunda mano, los precios no son precisamente baratos. Además, algunas cosas son de sospechoso origen. Y luego nos llamarían ladrones si nosotros cogemos baldosas de las que están en las aceras para nuestra lonja. Dicen no tener un fin lucrativo, y es cierto que mantener el aparato de reinserción de los drogodependientes es costoso; pero yo tengo mis dudas sobre esta asociación pseudosectaria.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Día anti-Berlusconi

Gran parte de Italia está demasiado cansada de Berlusconi. Y con ella, gran parte de Europa. Siempre he manifestado mi odio hacia el señor Silvio, acrecentado tras mi Erasmus en Bologna, comprobando que el que Berlusconi esté donde está no es tan descabellado después de conocer el país y sus gentes.
Pero más allá de hacer una crítica a Berlusconi, quiero hacer también una crítica a parte de la crítica que se le hace. Porque, ante todo, Berlusconi es conocido por sus escándalos, sus fiestas privadas con prostitutas y enanos, las cornamentas puestas a su mujer, su comportamiento poco acorde con la situación a tratar y sus frases inoportunas. Sin embargo, digo yo, ¿qué necesidad hay de darle vueltas a todo ésto, especialmente a los dos primeros puntos? ¿Acaso no puede él hacer en su vida privada lo que quiera? Es más, ¿no hay razones de mucho mayor peso para crucificarle? Por ejemplo, que se haya liado con una jovencita de 17 años a mi me la trae al pairo; tal vez esté mal por eso de engañar a su mujer, pero por el hecho en sí, creo que en su momento se armó un escándalo innecesario. ¿Acaso su política no es lo suficientemente denigrante? ¿No es acaso su sistema político corrupto el mal verdadero? Dejémonos de meter en chorradas y vayamos a lo que importa. Yo apoyo este día contra Berlusconi, porque se merce un varapalo. El mundo, y especialmente Italia, necesita abrir los ojos y ver qué coño está pasando. Porque hay muchos berlusconis en todas partes. Y yo no quiero eso. Ya lo dice mi camiseta: "Io non ho votato Berlusconi"

jueves, 3 de diciembre de 2009

Alto, la Benemérita

Estoy bastante cabreado con Tráfico; y con la Guardia Civil; especialmente la de Tráfico. Si, los cuerpos policiales no son de mi agrado por cuestiones varias, entre ellas la que hoy quiero contar.
En Agosto, incorporándome a la autovía dirección a Cuéllar, me rebasó un coche de la Guardia Civil de Tráfico, dejándome además incorporarme con facilidad cambiándose al carril izquierdo. Cuando ya me he incorporado, vuelve al carril derecho y continuamos casi 1km adelante hasta que de repente me da las luces de emergencia y y me manda parar en el arcén. Se bajan, me mandan dar el intermitente izquierdo, compureban que funciona y me dicen que al incorporarme no he marcado. Yo estoy seguro de haber marcado. y no porque sea algo que casi siempre hago correctamente, si no porque estoy en la certeza casi absoluta de haberlo hecho. Además, tardaron en pararme un buen rato; en mi opinión, se les ve el plumero: me vinieron a tocar los cojones por tener una matrícula precedida de un BI. Bueno, el caso es que multa al canto. multa que, por supuesto, recurrí. Hasta hace unas semanas no tuve noticia de la multa, pero me llegó la cartita diciendo que desestimaban mi recurso y que a pagar 60 eureles. Atención, porque por pronto pago eran 42. Ahora no tengo opción a ello. Parece ser que el uso de un derecho te impide el acceso a otro. Qué hijos de puta de la DGT. Encima si hago el recurso de alzada, el segundo y último que puedo hacer, al desestimarse tendría que pagar 72. No recurriré porque ya se sabe quién va a perder de antemano. Si al menos mis derechos se respetaran en su plenitud al hacer uso de otros, pues me plantearía hacerlo. Pero así fucnionan las cosas. Hasta que alguien las cambie. Pero ya se sabe: hablamos mucho y al final no hacemos nada.

lunes, 23 de noviembre de 2009

De la apatía política y cómo ésta se hace fuerte

Hoy he salido bastantye decepcionado; y apático; más aún de lo acostumbrado. Los engranajes de la democracia parece que crujen hasta en pequeñas esferas. Explicaré lo sucedido hoy. Y luego cada uno que piense y opine al margen de lo que yo juzgo.
Esta tarde era el Consejo de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas al que debíamos acudir los Delegados y Subdelegados de los diferentes cursos. Tras explicarnos cómo funciona el aparato representativo de la nueva facultad, que tras las "fusiones" y trajines derivados de la asunción del Tratado de Bolonia por la Universidad de Deusto han hecho que haya un lío colosal, pasamos a la elección de Delegado y Subdelegado de Facultad. Decir primero que el sistema, al compartirse la Facultad con el campus de San Sebastián, era un poco especial, ya que el Subdelegado no tenía por qué ser segundo elegido, si no que sería el más votado entre los candidatos del campus del que no es el Delegado. Algo en gran parte lógico para compartir la "soberanía" entre los dos campus. Tener en cuenta también que este hecho marcará que cada campus tire para su casa.
Bueno, pues a la hora de presentarse candidatos, en un principio sólo el Delegado de 2º de Filosofía lo hace, con un programa más o menos definido y una exposición bastante correcta, demostrando que estaba dispuesto a luchar por los intereses del alumnado. Pero claro, surge la primera pega, estudia Filosofía, y eso para muchos significa estar majareta como mínimo. Se comienzan a oír por detrás los primeros murmullos en contra. ¡Cómo un filósofo va a representarnos! ¡Ni por muy buenas que sean sus intenciones, está zumbado! (Y a pesar de ser en gran parte suposiciones mías, he oído un par de comentarios de éstos... así que algo de fundamento real al menos tiene, no sólo es mera hipótesis). Vamos, que con este hombre estábamos sólo los de Historia, los de Filosofía y alguno suelto más. Pero tras proponer su candidatura, aparecen dos nuevos candidatos. Un chico de 3º de Turismo que ha subido a presentarse sin definir nada, con una oratoria digna de un burro gangoso, y una chica de 1º de un grado de estos superchachiguays nuevos (a su favor decir que ya había completado una carrera, no recuerdo cuál) que al menos ha expuesto que iba a tener en cuenta las opiniones del alumnado, pero que no tenía tampoco nada definido. Esto comienza a oler mal. Por su parte, en el campus de San Sebastián no se presenta nadie.
Así tiene lugar la primera vuelta. Sin nadie con la mayoría absoluta requerida, se pasa a la segunda vuelta con la chica a la cabeza, el aspirante a filósofo detrás y uno de los formantes de la mesa electoral de San Sebastián en tercer lugar. Vamos, que allí se veían apretados y tenían que tener a alguien que les representase y, a falta de ganas y huevos, votan al "primero que pasaba por allí". La segunda vuelta hace aumentar los votos de la que ya iba en cabeza e iguala los de los otros dos aspirantes. Toca la tercera vuelta, que debido al empate hace que se haya de elegir entre esos tres votando simultáneamente a dos. Aquí reconozco que la he cagado, porque pensando en el perjuicio de la candidata, he votado al candidato inteligente y al donostiarra.
Resultado: tenemos un Delegado de Facultad que ni siquiera estaba dispuesto a serlo. Y el que realmente lo estaba, no ha logrado nada.
¿No es patético?

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Obsesión

¿Existe el amor? ¿He llegado a estar realmente enamorado? ¿O sólo ha sido una obsesión?
Para responder a todo ello primero deberíamos plantearnos, ¿qué es el amor? Y nos metemos en un campo de minas en el que no atisbamos a llegar al final. Y más cuando uno no está del todo convencido de que ese sentimiento sea del todo real. E incluso afirme que su fe en él sea nula. Pero cuando todo parece seguro, un golpe te sobreviene de nuevo y te vuelve a hacer dudar. Y comienza otra vez la historia de siempre. Hasta que finalmente te demuestars que, efectivamente, todo era una obsesión de tu mente. Pero... ¿si ésta vez no es así? Habrá que entrar en el ring a comprobarlo.

sábado, 14 de noviembre de 2009

La metáfora del boxeador

Allá por el 2002, dos grandes músicos como son Enrique Bunbury y Joaquín Sabina lanzaron sendos discos en cuya portada aparecían desafiantes, equipados como boxeadores dispuestos a luchar. El primero lanzó su disco "Flamingos" el 1 de Abril del 2002 mientras que Sabina lo hizo unos meses más tarde, el 28 de Octubre, con su "Dímelo en la calle". La cronología no creo que signifique que uno copiase al otro, ni tampoco lo contrario. Es más, llego a pensar que ambos cogieron la idea de algún modelo anterior que desconozco. Las razones por las que ambos aparecen así en dichas portadas se pueden buscar en sus biografías, pues tanto Enrique como Joaquín habían pasado recientemente por momentos duros a los que plantaban cara. Enrique Bunbury había recibido tras la disolución de Héroes del Silencio duras críticas por sus discos en solitario, aunque "Pequeño" si que tuvo una buena acogida en muchos de sus seguidores; pero más significativa fue su ruptura matrimonial, que le hundió en una profunda depresión. Por su parte, Joaquín Sabina había tenido un pequeño infarto cerebral que le postró en silla de ruedas durante varias semanas, lo que le hace replantearse varias cosas en su vida, y, entre ellas, su relación con las drogas, decidiendo apartarse de la cocaína.
Ambos habían sido derribados, pero antes de que la cuenta atrás llegase a 10 y se perdiese toda esperanza, se levantaron y siguieron el combate.
La vida está llena de golpes que dejan heridas, pero hay que seguir luchando. El combate es largo y difícil; algunas veces tú golpeas fuerte, pero también las ostias caen contra tí. La victoria puede parecer cercana, el enemigo está contra las cuerdas, pero aun así te falta dar el último puñetazo que te haga lograr tus sueños. Pero ese no es el final, pues quedan muchos más combates. Nuestra vida es un continuo vaivén de luchas sin cuartel, en el que unas veces se gana y otras se pierde. Pero lo último que hay que hacer es rendirse. Levantarse y seguir aguantando hasta el final, ese es el camino.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

El imaginario del Doctor Parnassus

Ayer volví al cine tras año y medio sin sentar mis posaderas en la butaca de un cine español. La ocasión la brindaron unos tickets gratuitos que dieron a mis padres con la compra en el Eroski y que aprovechamos para ir a ver esta genial película, de lo poco que personalmente me parecía apetecible en la cartelera actual. Una película de fantasía con grandes dosis de surrealismo que aunque al principio parece un poco seca, a partir de la mitad de la misma toma fuerza. Un argumento que habla de los sueños, el engaño y la voluntad propia con ciertos toques filosóficos que en algunos puntos se torna un poco complicado de entender, o más bien de explicarse. Dirigida por el ex-Monty Python Terry Gilliam, el reparto es genial, destacando personalmente a Tom Waits haciendo de un Diablo un tanto peculiar, con una estética de los años 20 que queda como anillo al dedo a su carácter embaucador.
También bastante buena la que fuese última actuación de Heath Ledger, así como las colaboraciones de Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrel supliendo al fallecido actor en las "múltiples caras" del personaje. El resto del elenco también notable, desde el enano Verne Troyer, que da los principales toques de humor, hasta la extrañamente bella Lily Cole, pasando por Andrew Garfield, un actor que sigo sin saber de qué me sonaba después de buscar su filmografía y que personalmente me ha parecido bastante carismático.
La peor parte se la lleva el doblaje, que en algunos personajes suena desnaturalizado y forzado, especialmente en el personaje protagonista interpretado por Christopher Plummer.
En definitiva, una buena película con gran capacidad para entretener y disfrutar, sobre todo si la fantasía es tu debilidad.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Sobran enfermeros en Filipinas

O eso parece según las palabras del embajador filipino de cuyo nombre no me acuerdo que nos ha dado la conferencia esta mañana. Una conferencia sobre los vascos en Filipinas a lo largo de la Historia, bastante curiosa por cierto, en la que se ha hablado de las actuales relaciones entre el País vasco y Filipinas. Ahí, entre otras cosas, ha comentado que han aumentado los intercambios de estudiantes entre las universidades y que... tachán, tachán, envían aquí a enfermeros a trabajar porque a ellos les sobran. ¿Que sobran enfermeros? No se lo cree ni él. En un país en que la mayoría d ela población es pobre, la población aumenta a ritmo galopante, sufre cada año el azote de tifones... ¿Le sobran enfermeros? Lo gracioso ha sido cuando ha llegado la hora de la ronda de preguntas y nadie preguntaba nada. A mí en mi cabeza me rondaba la pregunta de "¿Por qué sobran enfermeros? ¿Porque la inversión en sanidad es baja?" pero las reacciones de sectores del profesorado me han hecho echarme para atrás. Ahora en parte me arrepiento de no haberlo hecho. Con lo que me gusta a mí tocar los huevos y he perdido una oportunidad de oro.

martes, 3 de noviembre de 2009

Sin MP3

Antes acostumbraba a ir siempre con mi MP3 escuchando música, haciendo más llevadero el madrugón y el viaje hasta la Universidad, entreteniéndome en las largas caminatas a uno u otro lugar. Pero tras que mi aparato reproductor (de música) se estropease en los inicios de mi andadura Erasmus, dejé de utilizar MP3 y, pensando en ello, me siento bastante mejor. El ir todos los días escuchando música, metido en mi propio mundo, al final agobiaba tanto o más que el enlatamiento del metro a las mañanas. No te permitía conocer tu alrededor, oír las conversaciones ajenas, muestra de las preocupaciones cotidianas de la gente (bastante divertido cuando la gente da su opinión sobre algún tema o cuentan anécdotas personales graciosas), fijarte con más esmero en los rostros y sus expresiones, dar rienda suelta al pensamiento propio, cavilando sobre mil y un cosas que la continuada melodía acallaba. Incluso el encontrarte con un conocido y, sin saber por qué, te fastidiaba el tener que parar de escuchar la canción que en ese momento sonaba.
Amo la música, pero prefiero escucharla tranquilamente en casa mientras estoy a otras tareas que me permitan hacerlo o mientras estoy de relax.

sábado, 31 de octubre de 2009

Atracción por lo bizarro

Cuando a uno le gustan cosas o hacer cosas "fuera de lo normal" (porque quién define en este mundo lo que es normal o anormal) y se enfrasca mucho en ellas es un friki; cuando uno hace burradas y tonterías sin apenas sentido con mucho entusiasmo, tiene chaperón; cuando algo es penoso e irrisorio, es fecal; cuando todo ésto llega a límites un tanto sospechosos y a ser demasiado extravagante, raro e incluso hortera, estamos hablando de bizarrismo. Y a pesar de que la R.A.E. no "permita" el uso de este término para referirse a lo arriba suscrito, ya que en castellano sería un sinónimo de "valiente" y no debiera confundirse con su uso en otras lenguas, a mi me gusta. La palabra tiene una sonoridad que me gusta para referirme a ello, y además es de uso bastante común. Además, qué coño, ellos aceptaron "almóndiga" como correcto para decir "albóndiga", así que tampoco me vengan con tonterías. Bueno, volviendo al tema que nos ocupa, puede que porque el paso de los años le hace a uno estar peor de la cabeza, porque abre su mente a cosas nuevas, que por fuerza cada vez son más raras, o porque simplemente le ve cada vez más encanto, uno se siente cada vez más atraído por lo bizarro desde el humor a la pornografía. Siempre me ha ido la marcha y he hecho cosas que se salían de los esquemas de la mentalidad de la sociedad, pero tal vez a partir de mi ida y vuelta a los confines de la cordura en Bolonia la cosa ha ido más allá. Podría escribir mucho y a la vez nada sobre qué significa para mí esta atracción por lo bizarro. Pero ya se irá entreviendo poco a poco en algunas de mis entradas del blog. Por el momento, dejaré de muestra uno de sus exponentes:
http://www.1guy-1cup.com/ (Atención: puede herir la sensibilidad de más de uno)

jueves, 29 de octubre de 2009

De excursión por yacimientos cántabros

Si algo se echa de menos en una carrera como Historia, y especialmente en Deusto (aunque no se en el resto de Universidades cómo será el tema) es la realización de salidas de campo (excursiones). Este lunes se presentó una de esas pocas oportunidades para la asignatura de Historia del urbanismo, organizando el profesor una serie de visitas a diferentes yacimientos romanos en Cantabria: la villa de Camesas rebolledo, la ciudad de Julióbriga, junto a Reinosa, y la calzada romana que unía los puertos del norte cantábrico con la meseta.
A la mañana visitamos los dos primeros para dejar el tercero para después de comer.
La villa de Camesas Rebolledo es bastante curiosa, ya que es una casa de clase alta, con su termas y todo sobr ela cual se construyó posteriormente una iglesia medieval con una necrópolis. También en la zona de las termas se encontraron restos de enterramientos visigóticos, anteriores a la susodicha iglesita. La visita está bien, la guía explicó de manera entendible y amena y, otro punto a resaltar, las vistas desde los exteriores del yacimiento son preciosas.
Julióbriga es una ciudad romana cuya superficie excavada es, en relación con lo que se presupone, una nimiedad. La llamada "Casa de los morillos", otra casa más grande, el foro junto y bajo a la ermita y una parte del barrio de las clases bajas por así decirse es lo que a fecha de hoy tenemos para ver. Además cuentan con una reproducción idealizada de la "Casa de los morillos" con su cocina, triclinuim... y un museo en el piso superior. Lo más "fecal" de tod es el vídeo introductorio, en el que no hacen más que poner imágenes de Pompeya, a un tío fantasmal soltando comentarios "chistosos" y poca ostia más.
Tras la comidas y su(s) anécdota(s), tiramos rumbo al monte a ver la calzada romana, en una suerte de excurisón de senderismo bastante entrañable por cierto. Ojalá me hubiese llevado la mochila para llenarla de castañas.
La vuelta a casa tras la caída de la noche durante el descenso fue tranquila y medio silenciosa, con el cuerpo fatigado pero el alma contenta

domingo, 25 de octubre de 2009

La Riojana reabre su puerta

Desde que comencé mis salidas sabáticas por Barakaldo allá por el 2005, la Bodega Riojana ha sido siempre el punto de referencia. La he visto cambiar con mis propios ojos desde estar con las paredes todo pintarrajeadas y ser lugar de reunión de punkiborrokas y porreros a, tras cambios de look (primero se pintó de azul y posteriormente de verde y con publicidad de Heineken) un garito para jugar tomar cañas y jugar al futbolín mientras escuchas música rock en general. También estaban allí el "Bingo", en el que se desataba la ludopatía de algunos, y un par de máquitas de juegos. Allí nos juntábamos la cuadrilla con bastante gente conocida para ser casi como una pequeña familia, sobre todo a tempranas horas de la noche, ya que más adelante la cosa cambiaba un poco.
La última vez que la pisé fue el día anterior a mi partida hacia Italia, hace más de un año, ya que, por casualidades de la vida, a mi regreso vacacional en diciembre había habido una avería y el bar permanecería cerrado por reparación. Y así hasta hace dos días, en que tras meses de disputas y juicios con los vecinos y la consiguiente indemnización, pudieron solucionarse la gorda avería tubular y sus consecuencias y reabrir a propios y extraños.
Pero ello también ha conllevado cambios. Paredes blancas y luces verdes que dan un ambiente más cool y moderno pero que no llega a convencer a muchos; música más variada pero más tendente a lo pop, aunque no se deja atrás el pasado rockero ni mucho menos; pero, el cambio más nefasto es el económico: de cobrarte 1'20€ por una caña de Amstel, ahora te clavan 2 eureles, y de 3'50 por katxi a 4'50.
Al menos el futbolín y el "Bingo" siguen en su sitio y hay algunos cambios muy buenos, como la nueva camarera o el baño, aunque éste seguramente se quede como antes en cuestión de semanas.
Pero todo cambia y debe cambiar, al igual que nosotros mismos cambiamos con el tiempo. Así, volverá a ser un punto de reunión en el que pasaremos grandes momentos.

domingo, 18 de octubre de 2009

Del infanticidio según algunos

Los sectores conservadores se reúnen otra vez para poner el grito en el cielo contra las leyes libertinosas e inmorales del gobierno zapateril. Esta vez toca protestar contra el aborto, que impide el derecho a la vida. Somos unos bárbaros sin corazón que permitimos que maten a un proyecto de bebé. Un bebé que quizá no nazca en el ambiente más adecuado para ser criado y que quizá tenga que ser dado en adopción, yendo a parar en manos de una pareja de mariquitas que invertirán a la pobre criatura haciendo que escuche Madonna o que su pasión sea conducir tráilers.
Coñas aparte, esta gente me hace mucha gracia porque luego se les llena la boca hablando de libertad. Y de libertad moral estamos hablando, pues que ellos por su moral fuertemente judeocristiana (que, por otro lado, es la predominante en la sociedad en diferentes grados) vean mal ciertas acciones o actitudes no significa que los demás no deban hacerlas. A ellos tampoco les obliga nadie a que tengan que abortar, es sólo una posibilidad que se brinda a aquellos que lo necesiten. Cierto es que hay casos en los que el aborto pueda ser simple capricho de una persona que no quiere tener hijos y no ha tomado las precauciones previas, pero tampoco se puede obligar a esa persona a algo que no quiere y que encime crie a ese bebé posterior al cigotito en cuestión de una manera más bien desganada.
Estamos pues hablando de la pretendida imposición de su moral por parte de estos sectores que ven como poco a poco el rebaño se ha ido escapando de su redil y ha ido adoptando otras formas de pensar, más libres en general, aunque sobre la libertad de pensamiento y de moral en los tiempos actuales ya habrá tiempo para debatir en otro momento.
Pero bueno, si quieren manifestarse que se manifesten. Están en su derecho. Pero quisiera ver qué ocurriría si fuese al revés.
Y, por último, plantear una última cuestión a modo de toque de cojones: ¿qué pasa si en una pareja el hombre no quiere el aborto y la mujer si? ¿Por qué tiene más derecho a decidir una parte que la otra? Y me sé cual va a ser la respuesta más manida, así que no me vengáis con esa.

viernes, 9 de octubre de 2009

Alas de cristal

Las últimas noticias llegadas desde Italia alegran a un servidor, y no es para menos, ya que "il cavaliere" está cada vez más cerca de morder por fin el polvo. Llegó a volar más alto que ningún italiano, creyéndose dueo y señor de todo, con casi plenos poderes (político, económico e informativo) e inmunidad frente a aquellos que podían frenar su vuelo. Pero, primero por escándalos relacionados con su vida privada, lo cual a mi personalmente me la pela, y luego el destape de su implicación en casos de corrupción (aunque ya se sabían muchas cosas, por ejemplo su vinculación a la logia masónica P-2, y otras más se sospechaban con claridad) han ido arrinconando a mister Berlus. Sin embargo daba lo mismo, no podía ser tocado por la justicia italiana mientras estuviese en el poder. Se creía seguro sobre las nubes, pero ahora éstas ya no existen. Arrinconado y cada vez más solo, la fiera ataca a sus oponentes con garras y dientes para defenderse, acusando a todo cristo de que la culpa de todas sus desgracias la tienen ellos. Muchacho, tu fin está cerca. Nunca debiste olvidar que tus alas eran de cristal.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Orden y Caos

"En un principio todo era Caos"
Así empiezan una gran parte de las cosmogonías de las diferentes culturas que han poblado la Tierra y, curiosamente, la teoría del Big-Bang no es más que una "adaptación" en términos científicos de esos viejos mitos. Todo era caos hasta que se pudo en orden y se creó el mundo como lo conocemos.
La mentalidad humana siempre hecho la dicotomía Orden y Caos asociándola a lo bueno y lo malo respectivamente. Mientras que el Orden tiene unas connotaciones de calma, estabilidad, tranquilidad, que todo marcha bien, el Caos pasa a ser todo lo contrario. La búsqueda y mantenimiento del Orden es algo en lo que nos va la vida, y, cuando este Orden se ve alterado mínimamente, nos sentimos nerviosos, angustiados, furiosos o incluso con un pánico increíble. Pero, he aquí la cuestión, tal vez el Caos no sea tan malo como parece, siendo seguramente el Orden una bien bastante efímero y virtual. El Caos no sólo significa que todo esté patas arriba y nada tenga sentido. Un poco e incluso una dosis razonable de Caos es, en mi opinión, muy buena. El Orden excesivo restringe tu mente, te ata a unos esquemas y parámetros fijos que, a parte de que seguramente no sean los mejores, impiden evolucionar y, lo que es peor, saber afrontar nuevas situaciones. El Caos da la oportunidad de adaptarte a nuevos contextos y tener una apertura de mente que dentro del orden es imposible tener. Aunque también es cierto que un excesivo Caos en la vida puede acabar por desequilibrar a cualquiera. Por ello hay que buscar un punto en el que uno no esté atado a ninguna especie de Orden pero que ello no implique un completo Caos. Tal vez todo esté en saber mantener un orden dentro del propio Caos.

Seguramente lo que quiero decir con todo ésto no sea demasiado bien interpretado, y menos con la exposición tan poco clara que he realizado. Más adelante iré reflexionando sobre diversos aspectos de esta "teoría" del Orden y el Caos.
De momento, un consejo: introduzcan un poco de Caos en sus vidas.

jueves, 1 de octubre de 2009

Madrid 2016

Tras el la fracasada intentona para conseguir ser sede de los Juegos Olímpicos del 2012, Madrid se empeñó en ser elegida para este evento y presentó su candidatura para el 2016, la cual están estos días promocionando en los noticiarios a bombo, platillo y pedorreta. En mi opinión, dando falsas esperanzas, ya que muchos dudan de que esta candidatura sea la finalmente elegida. La razón principal, que en el 2012 serán en Londres y hay una ley no escrita que dice que no puede haber dos celebraciones consecutivas en el mismo continente. Otras razones son que el resto de candidaturas son muy fuertes, de ciudades con unas instalaciones que superan con creces a las de Madrid y, además, Brasil no ha acogido nunca un evento de este tipo, lo que le da varios puntos a Río de Janeiro.
Aun así, Madrid va a por todas, en mi opinión debido un complejo de inferioridad frente a Barcelona, que ya los tuvo en su día y que, por si no fuera poco, es una ciudad mucho más cosmopolita y por ello más conocida en el extranjero que Madrid. Y a éstos de la capital esa situación les repatea.
Luego está la razón económica, y es que el dinero invertido en la preparación de la candidatura y el que se gaste en la hipotética celebración de los Juegos está siendo pagado en gran parte con el dinero público de las arcas del Estado, gasto estúpido y más aún teniendo en cuenta la crisis económica por la que estamos pasando. Aquí me contestarían con que dicha inversión será recuperada con los beneficios obtenidos por el turismo creciente de aquellos que vengan a ver los Juegos pero... ¿acaso algunos Juegos Olímpicos han salido rentables? Ah si, me olvidaba de los de Barcelona.
El caso es que por conseguir un prestigio que para mi humilde opinión es innecesario, Madrid está obcecada en conseguir ser sede arrastrando a todo el aparato político detras. No lo conseguirán, y dentro de 4 años volveremos a pasar por lo mismo en la candidatura para 2020. En esa ocasión, por pena, se la darán. Aunque quizás me equivoque. Mañana lo veremos.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

De garrula ley

Termina el tal vez único programa bueno de la Teleberlus española y, tras la aburrida publicidad, comienza una de esas basuras que esta cadena acostumbra a ofrecer a sus televidentes. Tomando como referencia el programa "Veredicto", de allá por principios de los 90, con una Ana Rosa Quintana que aún no utilizaba negros, la cadena berlusconiana reinventa su propio formato dándole aún más ese toque de fecalidad marca de la casa. Partiendo de la premisa de que todos son actores, incluido el público que supuestamente debate sobre el tema en cuestión, la cosa recuerda un poco a un programa de testimonios cutre en versión de juicios. Se plantea el caso, bastante obvios y/o ridículos en la gran mayoría; el denunciante y denunciado se ponen a discutir sin orden ni concierto hasta que el supuesto juez les manda callar y se va a "deliberar"(de antemano ya se supone lo que va a decidir); y entra el "público" en escena, descalificando o alagando a una u otra parte de la querella y discutiendo entre ellos sin mantenerse demasiado respeto. Algo reseñable son los clichés de los personajes del público: marujonas, derechones, capitalistas, algún jubilado, algún estudiante lerdo y los más pintorescos, dos mariquitas locazas con mentalidad marujona y bastante conservadora. En resumen, una representación de la prole garrula que ve este tipo de hez. Pero lo más gracioso es lo que supuestamente se pretende hacer con el "debate" generado en esta parte del programa, y es que dan una imagen de falsa doble moralidad para muchas veces querer enseñar que la ley no es moralmente correcta o que una acción inmoral está fuertemente punida, da lo mismo.
Ciertamente ver este circo una vez o dos mientras comes te hace gracia. Verlo unas cuantas te quita las ganas de probar esa apetitosa chuleta que tienes en el plato. Verlo demasiadas te hace refelxionar que, siendo el circo que es, tómatelo como tal; lo que no sé es si reírme con ellos, de ellos o de la gente que gusta de estas soplapolleces.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Buffet Libre

Desde su irrupción el el mundo hostelero estas dos palabras han arrasado por allí donde han pasado. Aquello del "coma lo que quieras" es algo muy atrayente, especialmente para aquellos que, como el abajo firmante, tienen un estómago de dimensiones bastante grandes y a prueba de balas. Pero además, en este país en que la cultura de lo gratis está tan presente, el buffet libre es para todo el mundo algo impresionante. "Tio, que puedes comer lo que quieras... ¡lo que quieras! ¡Hasta reventar!", es una frase bastante repetida por aquellos que recomiendan este tipo de restaurantes. Da igual que tu apetito no sea muy grande, el buffet libre es la hostia. Podrás comer la mima cantidad que en otro sitio que quizás te salga más barato, pero da igual, el buffet libre es la hostia.
Yo he sido, y en parte sigo siendo un fan de los bufffets libres de todo tipo, especialmente de los asiáticos, que son los que más proliferan por estos lares. Además, últimamente con el tema del wok y la plancha, en el que te cocinan al instante lo que desees, la cosa ha ganado enteros, sobre todo para aquellos escépticos que creen que lo que te sirven son sobras de otros días, carne de rata (o de gato, aunque eso a mi me da igual) y un sinfín de habladurías y leyendas urbanas, alguna de las cuales pueden ser incluso ciertas.
A pesar de todo, noto que me voy cansando de estos sitios. Se hace un poco repetitivo ir a cenar con los amigos siempre al buffet libre en vez de cambiar un poquillo, el comer hasta reventar para luego notar que los kilos de comida que tienes en el estómago quieren volver a salir fuera, hacen más dificultosos tus movimientos, y durante la digestión te sientes pesado, por no hablar de la miríada de pedos que durante el día siguiente estás continuamente soltando, con un fuerte olor a podrido. Aun así, confieso que siempre hay momentos divertidos con la comida, con el rellendo de vasos y botellas en el baño, y con el suscrito tema de las flatulencias. Y bueno, si es un chino, siempre te llevas unos palillos de recuerdo con un amplio abanico de posibilidades de uso: regalárselos a alguien, simular que tocas la batería, lanzarlos al escenario en un concierto o metérselos a un amigo por el culo, por decir algunas. Además, siempre ha existido el anhelo en el ser humano de llevar a la quiebra a un buffet libre, auqnue no se de nadie que lo haya hecho. De momento yo soy campeón en número de platos ingestados entre mis amigos, lo que no me llena de orgullo ni de vergüenza.
En fin, que tal vez mejor que ir a ponerse hasta el culo de comida sea mejor aprovechar la ocasión e ir a probar algo nuevo, sabroso y con fundamento para llegar, tal vez, al orgasmo gustativo. Eso si, antes que quedarme con hambre pagando una millonada en un restaurante de alta cocina, prefiero atiborrarme. Al menos, amortizo la inversión y sacio el apetito, que es la principal función de la gastronomía.

sábado, 26 de septiembre de 2009

De arriba a abajo

Acabo de empezar las clases y ya estoy metido de lleno en un trabajo y con más de medio cuerpo en otro. Hay que ponerse las pilas, y de verdad, no como siempre, que uno se hace promesas y luego le entra la vagancia y no hace nada. Lo primero que un aspirante a historiador debe hacer es investigar y, para ello, reunir una ingente cantidad de bibliografía, tanto en forma de monografías como de artículos de revistas, pro lo que está metido unas cuantas horas en la biblioteca buscando el queso como un ratoncillo. Ese trabajo es totalmente agotador, no sólo mentalmente, si no también físicamente, por auqello de ir subiendo y bajando escaleras a consultar unos malditos libros (y más en el caso de las revistas) que, en muchos casos, sirven de bien poco. Lo bueno de todo ello es que es enriquecedor en cuanto a la formación profesional como sano para mi michelesca anatomía y mi encolesterado sistema sanguíneo. Todo está perfectamente diseñado para que se cumpla aquello de mens sana in corpore sano.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Volver a empezar

Siempre hay un comienzo, como también hay un final. Pero entre el comienzo y el final hay muchos comienzos y muchos finales: pequeñas historias, grandes aventuras, etapas de una vida... Además, un comienzo puede ser sólo eso, un comienzo, el comienzo de algo grande, o el comienzo del final. Estas líneas son el comienzo de este blog, pero también comienza una nueva etapa en mi vida, a la vez que comienza el final de otra. Entre tantos comienzos, finales, y continuarases yo mismo me estoy haciendo un lío.
El caso es que, volver a empezar a escribir es, en parte difícil, tal vez una imbecilidad, y seguramente dejar papeles por el desierto. Pero tras haber estado año y pico enganchado a contar peripecias, uno siente la necesidad de continuar haciéndolo.