sábado, 14 de noviembre de 2009

La metáfora del boxeador

Allá por el 2002, dos grandes músicos como son Enrique Bunbury y Joaquín Sabina lanzaron sendos discos en cuya portada aparecían desafiantes, equipados como boxeadores dispuestos a luchar. El primero lanzó su disco "Flamingos" el 1 de Abril del 2002 mientras que Sabina lo hizo unos meses más tarde, el 28 de Octubre, con su "Dímelo en la calle". La cronología no creo que signifique que uno copiase al otro, ni tampoco lo contrario. Es más, llego a pensar que ambos cogieron la idea de algún modelo anterior que desconozco. Las razones por las que ambos aparecen así en dichas portadas se pueden buscar en sus biografías, pues tanto Enrique como Joaquín habían pasado recientemente por momentos duros a los que plantaban cara. Enrique Bunbury había recibido tras la disolución de Héroes del Silencio duras críticas por sus discos en solitario, aunque "Pequeño" si que tuvo una buena acogida en muchos de sus seguidores; pero más significativa fue su ruptura matrimonial, que le hundió en una profunda depresión. Por su parte, Joaquín Sabina había tenido un pequeño infarto cerebral que le postró en silla de ruedas durante varias semanas, lo que le hace replantearse varias cosas en su vida, y, entre ellas, su relación con las drogas, decidiendo apartarse de la cocaína.
Ambos habían sido derribados, pero antes de que la cuenta atrás llegase a 10 y se perdiese toda esperanza, se levantaron y siguieron el combate.
La vida está llena de golpes que dejan heridas, pero hay que seguir luchando. El combate es largo y difícil; algunas veces tú golpeas fuerte, pero también las ostias caen contra tí. La victoria puede parecer cercana, el enemigo está contra las cuerdas, pero aun así te falta dar el último puñetazo que te haga lograr tus sueños. Pero ese no es el final, pues quedan muchos más combates. Nuestra vida es un continuo vaivén de luchas sin cuartel, en el que unas veces se gana y otras se pierde. Pero lo último que hay que hacer es rendirse. Levantarse y seguir aguantando hasta el final, ese es el camino.

4 comentarios:

  1. Cierto que hay que levantarse, aunque no siempre sea fácil. Pero nunca nadie dijo que lo fuera.

    Me ha encantado tu entrada.

    ResponderEliminar
  2. pues me parece que encontrada una posible repuesta y es que es una especie de tributo a andres calamaro,en su disco Lou Bizarro (que tocate los huevos q le disco tenga ese nombre) y q es del 94,ademas alguna vez han compartido escenario los tres.
    http://www.camisetasparatodos.com/web/varios/1encuentroac.htm
    “Chicos, ¿vieron el disco de Sabina? ¿la portada? ¿se dieron cuenta? Él y Enrique (Bunbury) salen de boxeadores...” Antes que dijera nada le contestamos “Sí, como en tu single de Lou Bizarro. Hay gente dice que Sabina copió a Bunbury y nosotros les decimos que Bunbury te copió primero a ti, pero nos suelen mandar a la mierda”

    ResponderEliminar
  3. http://clandeldestino.blogspot.com/2010/04/el-boxeo-no-es-metafora-de-nada.html

    ResponderEliminar