jueves, 3 de diciembre de 2009

Alto, la Benemérita

Estoy bastante cabreado con Tráfico; y con la Guardia Civil; especialmente la de Tráfico. Si, los cuerpos policiales no son de mi agrado por cuestiones varias, entre ellas la que hoy quiero contar.
En Agosto, incorporándome a la autovía dirección a Cuéllar, me rebasó un coche de la Guardia Civil de Tráfico, dejándome además incorporarme con facilidad cambiándose al carril izquierdo. Cuando ya me he incorporado, vuelve al carril derecho y continuamos casi 1km adelante hasta que de repente me da las luces de emergencia y y me manda parar en el arcén. Se bajan, me mandan dar el intermitente izquierdo, compureban que funciona y me dicen que al incorporarme no he marcado. Yo estoy seguro de haber marcado. y no porque sea algo que casi siempre hago correctamente, si no porque estoy en la certeza casi absoluta de haberlo hecho. Además, tardaron en pararme un buen rato; en mi opinión, se les ve el plumero: me vinieron a tocar los cojones por tener una matrícula precedida de un BI. Bueno, el caso es que multa al canto. multa que, por supuesto, recurrí. Hasta hace unas semanas no tuve noticia de la multa, pero me llegó la cartita diciendo que desestimaban mi recurso y que a pagar 60 eureles. Atención, porque por pronto pago eran 42. Ahora no tengo opción a ello. Parece ser que el uso de un derecho te impide el acceso a otro. Qué hijos de puta de la DGT. Encima si hago el recurso de alzada, el segundo y último que puedo hacer, al desestimarse tendría que pagar 72. No recurriré porque ya se sabe quién va a perder de antemano. Si al menos mis derechos se respetaran en su plenitud al hacer uso de otros, pues me plantearía hacerlo. Pero así fucnionan las cosas. Hasta que alguien las cambie. Pero ya se sabe: hablamos mucho y al final no hacemos nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario