sábado, 31 de octubre de 2009

Atracción por lo bizarro

Cuando a uno le gustan cosas o hacer cosas "fuera de lo normal" (porque quién define en este mundo lo que es normal o anormal) y se enfrasca mucho en ellas es un friki; cuando uno hace burradas y tonterías sin apenas sentido con mucho entusiasmo, tiene chaperón; cuando algo es penoso e irrisorio, es fecal; cuando todo ésto llega a límites un tanto sospechosos y a ser demasiado extravagante, raro e incluso hortera, estamos hablando de bizarrismo. Y a pesar de que la R.A.E. no "permita" el uso de este término para referirse a lo arriba suscrito, ya que en castellano sería un sinónimo de "valiente" y no debiera confundirse con su uso en otras lenguas, a mi me gusta. La palabra tiene una sonoridad que me gusta para referirme a ello, y además es de uso bastante común. Además, qué coño, ellos aceptaron "almóndiga" como correcto para decir "albóndiga", así que tampoco me vengan con tonterías. Bueno, volviendo al tema que nos ocupa, puede que porque el paso de los años le hace a uno estar peor de la cabeza, porque abre su mente a cosas nuevas, que por fuerza cada vez son más raras, o porque simplemente le ve cada vez más encanto, uno se siente cada vez más atraído por lo bizarro desde el humor a la pornografía. Siempre me ha ido la marcha y he hecho cosas que se salían de los esquemas de la mentalidad de la sociedad, pero tal vez a partir de mi ida y vuelta a los confines de la cordura en Bolonia la cosa ha ido más allá. Podría escribir mucho y a la vez nada sobre qué significa para mí esta atracción por lo bizarro. Pero ya se irá entreviendo poco a poco en algunas de mis entradas del blog. Por el momento, dejaré de muestra uno de sus exponentes:
http://www.1guy-1cup.com/ (Atención: puede herir la sensibilidad de más de uno)

jueves, 29 de octubre de 2009

De excursión por yacimientos cántabros

Si algo se echa de menos en una carrera como Historia, y especialmente en Deusto (aunque no se en el resto de Universidades cómo será el tema) es la realización de salidas de campo (excursiones). Este lunes se presentó una de esas pocas oportunidades para la asignatura de Historia del urbanismo, organizando el profesor una serie de visitas a diferentes yacimientos romanos en Cantabria: la villa de Camesas rebolledo, la ciudad de Julióbriga, junto a Reinosa, y la calzada romana que unía los puertos del norte cantábrico con la meseta.
A la mañana visitamos los dos primeros para dejar el tercero para después de comer.
La villa de Camesas Rebolledo es bastante curiosa, ya que es una casa de clase alta, con su termas y todo sobr ela cual se construyó posteriormente una iglesia medieval con una necrópolis. También en la zona de las termas se encontraron restos de enterramientos visigóticos, anteriores a la susodicha iglesita. La visita está bien, la guía explicó de manera entendible y amena y, otro punto a resaltar, las vistas desde los exteriores del yacimiento son preciosas.
Julióbriga es una ciudad romana cuya superficie excavada es, en relación con lo que se presupone, una nimiedad. La llamada "Casa de los morillos", otra casa más grande, el foro junto y bajo a la ermita y una parte del barrio de las clases bajas por así decirse es lo que a fecha de hoy tenemos para ver. Además cuentan con una reproducción idealizada de la "Casa de los morillos" con su cocina, triclinuim... y un museo en el piso superior. Lo más "fecal" de tod es el vídeo introductorio, en el que no hacen más que poner imágenes de Pompeya, a un tío fantasmal soltando comentarios "chistosos" y poca ostia más.
Tras la comidas y su(s) anécdota(s), tiramos rumbo al monte a ver la calzada romana, en una suerte de excurisón de senderismo bastante entrañable por cierto. Ojalá me hubiese llevado la mochila para llenarla de castañas.
La vuelta a casa tras la caída de la noche durante el descenso fue tranquila y medio silenciosa, con el cuerpo fatigado pero el alma contenta

domingo, 25 de octubre de 2009

La Riojana reabre su puerta

Desde que comencé mis salidas sabáticas por Barakaldo allá por el 2005, la Bodega Riojana ha sido siempre el punto de referencia. La he visto cambiar con mis propios ojos desde estar con las paredes todo pintarrajeadas y ser lugar de reunión de punkiborrokas y porreros a, tras cambios de look (primero se pintó de azul y posteriormente de verde y con publicidad de Heineken) un garito para jugar tomar cañas y jugar al futbolín mientras escuchas música rock en general. También estaban allí el "Bingo", en el que se desataba la ludopatía de algunos, y un par de máquitas de juegos. Allí nos juntábamos la cuadrilla con bastante gente conocida para ser casi como una pequeña familia, sobre todo a tempranas horas de la noche, ya que más adelante la cosa cambiaba un poco.
La última vez que la pisé fue el día anterior a mi partida hacia Italia, hace más de un año, ya que, por casualidades de la vida, a mi regreso vacacional en diciembre había habido una avería y el bar permanecería cerrado por reparación. Y así hasta hace dos días, en que tras meses de disputas y juicios con los vecinos y la consiguiente indemnización, pudieron solucionarse la gorda avería tubular y sus consecuencias y reabrir a propios y extraños.
Pero ello también ha conllevado cambios. Paredes blancas y luces verdes que dan un ambiente más cool y moderno pero que no llega a convencer a muchos; música más variada pero más tendente a lo pop, aunque no se deja atrás el pasado rockero ni mucho menos; pero, el cambio más nefasto es el económico: de cobrarte 1'20€ por una caña de Amstel, ahora te clavan 2 eureles, y de 3'50 por katxi a 4'50.
Al menos el futbolín y el "Bingo" siguen en su sitio y hay algunos cambios muy buenos, como la nueva camarera o el baño, aunque éste seguramente se quede como antes en cuestión de semanas.
Pero todo cambia y debe cambiar, al igual que nosotros mismos cambiamos con el tiempo. Así, volverá a ser un punto de reunión en el que pasaremos grandes momentos.

domingo, 18 de octubre de 2009

Del infanticidio según algunos

Los sectores conservadores se reúnen otra vez para poner el grito en el cielo contra las leyes libertinosas e inmorales del gobierno zapateril. Esta vez toca protestar contra el aborto, que impide el derecho a la vida. Somos unos bárbaros sin corazón que permitimos que maten a un proyecto de bebé. Un bebé que quizá no nazca en el ambiente más adecuado para ser criado y que quizá tenga que ser dado en adopción, yendo a parar en manos de una pareja de mariquitas que invertirán a la pobre criatura haciendo que escuche Madonna o que su pasión sea conducir tráilers.
Coñas aparte, esta gente me hace mucha gracia porque luego se les llena la boca hablando de libertad. Y de libertad moral estamos hablando, pues que ellos por su moral fuertemente judeocristiana (que, por otro lado, es la predominante en la sociedad en diferentes grados) vean mal ciertas acciones o actitudes no significa que los demás no deban hacerlas. A ellos tampoco les obliga nadie a que tengan que abortar, es sólo una posibilidad que se brinda a aquellos que lo necesiten. Cierto es que hay casos en los que el aborto pueda ser simple capricho de una persona que no quiere tener hijos y no ha tomado las precauciones previas, pero tampoco se puede obligar a esa persona a algo que no quiere y que encime crie a ese bebé posterior al cigotito en cuestión de una manera más bien desganada.
Estamos pues hablando de la pretendida imposición de su moral por parte de estos sectores que ven como poco a poco el rebaño se ha ido escapando de su redil y ha ido adoptando otras formas de pensar, más libres en general, aunque sobre la libertad de pensamiento y de moral en los tiempos actuales ya habrá tiempo para debatir en otro momento.
Pero bueno, si quieren manifestarse que se manifesten. Están en su derecho. Pero quisiera ver qué ocurriría si fuese al revés.
Y, por último, plantear una última cuestión a modo de toque de cojones: ¿qué pasa si en una pareja el hombre no quiere el aborto y la mujer si? ¿Por qué tiene más derecho a decidir una parte que la otra? Y me sé cual va a ser la respuesta más manida, así que no me vengáis con esa.

viernes, 9 de octubre de 2009

Alas de cristal

Las últimas noticias llegadas desde Italia alegran a un servidor, y no es para menos, ya que "il cavaliere" está cada vez más cerca de morder por fin el polvo. Llegó a volar más alto que ningún italiano, creyéndose dueo y señor de todo, con casi plenos poderes (político, económico e informativo) e inmunidad frente a aquellos que podían frenar su vuelo. Pero, primero por escándalos relacionados con su vida privada, lo cual a mi personalmente me la pela, y luego el destape de su implicación en casos de corrupción (aunque ya se sabían muchas cosas, por ejemplo su vinculación a la logia masónica P-2, y otras más se sospechaban con claridad) han ido arrinconando a mister Berlus. Sin embargo daba lo mismo, no podía ser tocado por la justicia italiana mientras estuviese en el poder. Se creía seguro sobre las nubes, pero ahora éstas ya no existen. Arrinconado y cada vez más solo, la fiera ataca a sus oponentes con garras y dientes para defenderse, acusando a todo cristo de que la culpa de todas sus desgracias la tienen ellos. Muchacho, tu fin está cerca. Nunca debiste olvidar que tus alas eran de cristal.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Orden y Caos

"En un principio todo era Caos"
Así empiezan una gran parte de las cosmogonías de las diferentes culturas que han poblado la Tierra y, curiosamente, la teoría del Big-Bang no es más que una "adaptación" en términos científicos de esos viejos mitos. Todo era caos hasta que se pudo en orden y se creó el mundo como lo conocemos.
La mentalidad humana siempre hecho la dicotomía Orden y Caos asociándola a lo bueno y lo malo respectivamente. Mientras que el Orden tiene unas connotaciones de calma, estabilidad, tranquilidad, que todo marcha bien, el Caos pasa a ser todo lo contrario. La búsqueda y mantenimiento del Orden es algo en lo que nos va la vida, y, cuando este Orden se ve alterado mínimamente, nos sentimos nerviosos, angustiados, furiosos o incluso con un pánico increíble. Pero, he aquí la cuestión, tal vez el Caos no sea tan malo como parece, siendo seguramente el Orden una bien bastante efímero y virtual. El Caos no sólo significa que todo esté patas arriba y nada tenga sentido. Un poco e incluso una dosis razonable de Caos es, en mi opinión, muy buena. El Orden excesivo restringe tu mente, te ata a unos esquemas y parámetros fijos que, a parte de que seguramente no sean los mejores, impiden evolucionar y, lo que es peor, saber afrontar nuevas situaciones. El Caos da la oportunidad de adaptarte a nuevos contextos y tener una apertura de mente que dentro del orden es imposible tener. Aunque también es cierto que un excesivo Caos en la vida puede acabar por desequilibrar a cualquiera. Por ello hay que buscar un punto en el que uno no esté atado a ninguna especie de Orden pero que ello no implique un completo Caos. Tal vez todo esté en saber mantener un orden dentro del propio Caos.

Seguramente lo que quiero decir con todo ésto no sea demasiado bien interpretado, y menos con la exposición tan poco clara que he realizado. Más adelante iré reflexionando sobre diversos aspectos de esta "teoría" del Orden y el Caos.
De momento, un consejo: introduzcan un poco de Caos en sus vidas.

jueves, 1 de octubre de 2009

Madrid 2016

Tras el la fracasada intentona para conseguir ser sede de los Juegos Olímpicos del 2012, Madrid se empeñó en ser elegida para este evento y presentó su candidatura para el 2016, la cual están estos días promocionando en los noticiarios a bombo, platillo y pedorreta. En mi opinión, dando falsas esperanzas, ya que muchos dudan de que esta candidatura sea la finalmente elegida. La razón principal, que en el 2012 serán en Londres y hay una ley no escrita que dice que no puede haber dos celebraciones consecutivas en el mismo continente. Otras razones son que el resto de candidaturas son muy fuertes, de ciudades con unas instalaciones que superan con creces a las de Madrid y, además, Brasil no ha acogido nunca un evento de este tipo, lo que le da varios puntos a Río de Janeiro.
Aun así, Madrid va a por todas, en mi opinión debido un complejo de inferioridad frente a Barcelona, que ya los tuvo en su día y que, por si no fuera poco, es una ciudad mucho más cosmopolita y por ello más conocida en el extranjero que Madrid. Y a éstos de la capital esa situación les repatea.
Luego está la razón económica, y es que el dinero invertido en la preparación de la candidatura y el que se gaste en la hipotética celebración de los Juegos está siendo pagado en gran parte con el dinero público de las arcas del Estado, gasto estúpido y más aún teniendo en cuenta la crisis económica por la que estamos pasando. Aquí me contestarían con que dicha inversión será recuperada con los beneficios obtenidos por el turismo creciente de aquellos que vengan a ver los Juegos pero... ¿acaso algunos Juegos Olímpicos han salido rentables? Ah si, me olvidaba de los de Barcelona.
El caso es que por conseguir un prestigio que para mi humilde opinión es innecesario, Madrid está obcecada en conseguir ser sede arrastrando a todo el aparato político detras. No lo conseguirán, y dentro de 4 años volveremos a pasar por lo mismo en la candidatura para 2020. En esa ocasión, por pena, se la darán. Aunque quizás me equivoque. Mañana lo veremos.