martes, 20 de abril de 2010

Hola chata, ¿cómo estás?

Ha pasado mucha gente por mi vida, gente que me caló hondo en su momento y de la cual ahora sólo queda su recuerdo. ¿Qué será de ellos? Es lo que uno se pregunta cuando piensa en los viejos momentos y esboza una sonrisa. A veces parece increíble que una persona con la que pudiste compartir grandes emociones se haya quedado atrás en tu vida. Pero "el tiempo no es rival ni la distancia inmensidad" si nos lo proponemos, aunque sean duros rivales. Por ello no puedo pensar otra cosa que realmente la culpa es nuestra por no haber sabido mantener un leve contacto. Y el temor a que, como humanos que somos, tropezamos cien veces con la misma piedra, vuelva a ocurrir con otras tantas personas. Sad but true.
Pero nunca es demasiado tarde para retomar el contacto, o al menos intentarlo, y preguntar "Hola chata, ¿cómo estás?". Bueno, no lo es si la señora de la guadaña no ha hecho de las suyas.



PD: Buscando la canción, al principio en Youtube, me he enterado que el señor austríaco bajito y con bigote que tenía el brazo muelle y muy mala hostia nació un 20 de abril. Fíjate tú qué cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario