martes, 23 de noviembre de 2010

De coleguillas de una sola conversación

No suele ser muy común; es más, no creo que a demasiada gente le haya pasado varias veces, y menos en un lapso de tiempo tan corto como a mí. En escasas dos semanas me he echado tres coleguillas en el metro con los que he tenido sendas conversaciones amigables, casi como si fuesen conocidos de toda la vida. Un viejillo, una señora sudamericana y un yonki (o al menos lo parecía), y los tres en el metro. El primero me preguntó si había partido del Athletic y tal y acabé hablando de la libertad de opinión; la segunda de preguntarme si el se Santurtzi iba a Barakaldo a hablar de lo bien que está el metro y lo mierda que es el bus, y de lo penoso que es el transporte en Colombia (o Bolivia, no recuerdo bien); el tercero conversación jocosa en el andén esta tarde sobre los retrasos en el metro y cómo iban algunos llenos a lo japonés porque la gente era demasiado impaciente y no se daba cuenta que en 3 minutos llegaría otro casi vacío.
Anécdotas a parte de estas conversaciones en sí, uno se queda tras estos encuentros pensando en cómo puedes llegar a conectar en un momento con alguien que no conoces de nada mientras que con gente con la que tienes más relación cuesta mucho más entablar una conversación amena. Y piensa uno también que si no nos estaremos perdiendo mucho al no coger y ponernos a entablar una conversación con el tipo con camiseta de un grupo que me gusta que tengo al lado o con esa chica que ves casi todos los días y que te pica la curiosidad por conocerla.
Y escribiendo ésto, me acuerdo también de los días en los que he pensado en dedicar una entrada a, poniendo oído, las conversaciones ajenas hilarantes que uno puede escuchar. Recopilaré algunas y me pondré a teclear algún día. Será risas.

1 comentario:

  1. Tienes razón Joseba, es una lástima, la de gente que podríamos conocer, pero es que parece que está mal visto que te pongas a hablar con cualquiera de la calle, porque mucha gente te mira pensando: "Vaya loco/a éste que me habla sin ninguna razón".

    ResponderEliminar