martes, 28 de diciembre de 2010

De timos y estafas

Quién es más culpable, ¿el que engaña o el que se deja engañar? Ninguno de los dos, ambos comparten la misma culpa. Es una reflexión que llevo tiempo afirmando, y que tras escuhar una noticia, que, coincidiendo con el día de lso Inocentes, la policía ha lanzado la campaña "No seas pardillo" para que los jóvenes no se dejen engañar en las redes sociales. Curiosamente la campaña se ha lanzado en Tuenti, donde abunda, a mi parecer, más gente borrega y acrítica que no sabe discernir y se traga cualquier chorrada. Un caso muy jocoso es el de las chonis que se creen que es para un casting de actriz o modelo y detrás no hay más que un tipo que se aprovecha de su retrasadez y consigue verle las peras por webcam. Está claro que si alguien engaña es porque otros se dejan engañar, y lo que hay que preguntarse es por qué hay gente que se deja engañar. No estamos hablando de personas mayores que no han recibido una educación aecuada y/o se topan con problemas a la hora de utilizar algunas nuevas tecnologías como internet, si no de jóvenes. Y eso es lo preocupante. Pero para los de arriba no, a ellos les viene bien tener a garrulos sosteniendo la pirámide.
Una anotación final es sobre la tipificación de delito de estos actos. Siempre recuerdo lo anecdótico de los comerciantes egipcios. Intentaban metértela doblada, pero el peligro de ser robado era nulo; una simple cuestión moral en la que el acto directo (robo)o mal visto, mientras que el acto indirectamente consentido (timo) no.
Lo sorprendente era que los turistas tenían más miedo al robo que al timo.

1 comentario:

  1. Eres un tonto que no sabe de nada...antes de escribir un articulo haga documentacion sobre la tema, habla con profesionales de policia pero no con el agente de la calle, habla con un psicologo especializado por delicuentes, no con la pendienta de la plaza...

    ResponderEliminar