sábado, 30 de enero de 2010

Decir adiós

Una de las cosas que más cuesta en la vida es decir adiós a alguien con quien has compartido grandes momentos y has acabado cogiendo cariño y que no vas a volver a ver en mucho tiempo (o quizá jamás). De unos años a esta parte he tenido que decir muchas veces adiós, quizá demasiadas. Lo peor de todo ha sido que esas despedidas iban cargadas muchas veces con un "ya nos veremos", que al final cayó en saco roto. Con otras personas, en cambio, sí que se ha seguido manteniendo el contacto en mayor o menor medida, especialmente con aquellas con las que se creó un vínculo especial. El tiempo y la distancia son un gran problema para el contacto con otras personas, ya que a pesar de los avances de las comunicaciones y sobre todo Internet, el no ver a una cierta persona hace que progresivamente se pierda el contacto por Messenger o Facebook. Sólo cuando ha habido una relación más fuerte este contacto permanece, aunque sea sólo para hablar de tanto en tanto y verse las caras una vez al año. El tiempo no es rival ni la distancia inmensidad, como decía un amigo mío en una de sus letras, precisamente una de las personas que tras 5 años aún seguimos sabiendo el uno del otro.
Yo, por mi aprte, prefiero decir siempre "Hasta luego" antes que "Adiós", como ayer a nuestros queridos checos, que no se pierda nunca la esperanza del reencuentro.

jueves, 21 de enero de 2010

El Corte Inglés sin escaleras

En época de exámenes te encuentras a veces con que tienes bastante más tiempo libre que durante el resto del año, y más si has tenido que estar dándole duro a trabajos varios y lo que queda para exámenes es, casi, una minucia. Este tiempo libre permite reencontrate con ciertos acontecimientos, como el baratillo de los jueves en Barakaldo. Animado por el señor Hortaliza, que también gusta de lo frikizarro, damos una vuelta por allí. Recuerdo que en su día añoraba este ambiente cuando visitaba el mercado de la Montagnola en Bolonia, y al revivirlo uno se siente hasta feliz. Míticas frases como "¡Niña, bragas a un euro!", "¡Paragüas a 3€, 6€ si llueve!", "¡Compren un paragüas, que miren la que va a caer!", o la gran "Vengan todas, que esto es como las rebajas de El Corte Inglés pero sin escaleras!" te alegran el día. Mítica también la ropa de imitación descarada, en la que pone Mike o Bike, por ejemplo. Grande el ambiente de señoras que discuten y regatean con los gitanos (cuan grupo de Facebook). Pero lo que desconocía hasta ahora era el mejor puesto de todos los tiempos: 2 cosas, 1€. Dos cosas cualesquiera de las que ellos tenían allí: libros, peluches, vídeos, utensilios de cocina... Todo clocado de forma caótica, instándote a buscar entre el amasijo de objetos algo que sea digno de compra. Realmente poca cosa hay a no ser que te topes con algo especialmente raro: un tomo de enciclopedia del año 67, el segundo tomo de "Enfermedades del hígado", un cuaderno ya escrito en algunas páginas por vete tú a saber quién... Y hablando de "vete tu a saber quién", vete tu a saber de dónde coño han sacado todo eso. Porque la gente puede decir "por suepuesto que robado", pero yo lo dudo. ¿Se van a complicar la vida los gitanos en robar cosas de esas? La proveniencia de algunas cosas está clara: cosas que regalan con el periódico, lo cual podría indicar además que a los gitanos les gusta estar informados, o al menos a algunos de ellos; los peluches, fácilmente aquellos de su infancia más tierna... ¿pero algunos de los libros? ¿Qué hacían con el segundo tomo de "Enfermedades del hígado" de Leon Schiff? Misterio gitano.

viernes, 15 de enero de 2010

Fútbol Indoor

Es sabido por todos que el fútbol no despierta pasiones en mí, e incluso me provoca sarpullidos el ver a la gente aborregada tras un equipo que no aporta nada a sus vidas y sienten como suyo. Pero el redescubrimiento del fútbol-sala a través del equipo formado por mis amigos me ha animado más a quitarme el velo ideológico y disfrutar de lo deportivo como espectáculo. El fútbol 11, aun así, sigue sin gustarme, pareciéndome por lo general bastante aburrido; deportes de equipo como el baloncesto, el hockey patines o el propio fútbol-sala siempre me han parecido mucho más dinámicos y entrenetenidos, pero no tan diseñados para la masificación como el fútbol 11. Sin embargo no quería hacer una disquisición profunda al respecto en este momento, sino que quería habalr del Fútbol indoor. Podríamos resumir que se basa en equipos de jugadores ya retirados del fútbol 11 jugando en un campo pequeño, similar al de fútbol-sala, pero sin bandas, estando el campo rodeado por vallas opacas que permiten el rebote del balón y no paran tanto el juego como si hubiese saques de banda y de portería. Había oído a mis amigos hablar de ello, y me pareció interesante, y con la ocasión de un partido del Athletic - Real Madrid en el polideportivo de La Casilla en Bilbao he podido disfrutar de esta modalidad bastante atractiva. Además la entrada es gratuita, lo que es un aliciente para ir a disfrutar de uno de estos partidos y pasar una tarde diferente. Y, por si no fuese poco, puedes incluso ser increpado por un jugador famoso, xD (Pregunten si quieren conocer la historia...)

domingo, 10 de enero de 2010

La sombra del engaño

A colación de un e-mail que me mandó Daniel Blanco García que a su vez le habían enviado a él con un enlace a un artículo llamado "El pobre Tartaglia". A uno le da que pensar, y cuando se topa con videos como los siguientes, aún más:





La verdad es que estos vídeos plantean una serie de hipótesis en base a unas pruebas no concluyentes pero que arrojan luz sobre algunas cosas ciertamente extrañas en la agresión. Puede parecer increíble que Berlusconi sea capaz de montar esa farsa. Pero a mí no me extrañaría que lo hubiese hecho. En un año crítico para su carrera política, el atentado le ha devuelto cierta popularidad, además de brindarle la oportunidad de hacer declaraciones tan estrafalarias como la de "El amor vence sobre todo, no sólo sobre el odio, que hace violentas contra el adversario político a las mentes más débiles". Sorprendente es además que a su reaparición no se note ningún resto de la agresión, su cara de plástico sigue igual que siempre.
Esto me da que pensar sobre un debate que sacó a la luz un amigo en su blog sobre la mentira. No nos podemos fiar d etodo lo que nos dicen, y las sombras del engaño parecen más alargadas. Y más diría yo allí en Italia, donde il Cavaliere controla la mayor parte de los medios de comunicación.
Mi escepticismo aumenta por momentos.

miércoles, 6 de enero de 2010

¡Rueda, fortuna!

¿En cuánta medida el azar es dueño de nuestras vidas? El sólo pensar en todo lo que ha tenido que ocurrir para que aquí y ahora sean precisamente "aquí y ahora", da escalofríos. Saber que cada uno de nosotros es fruto de la casualidad de que nuestros progenitores decidiesen compartir archivos en un momento en el que coincidiesen las dos partes que formarían nuestro ser, tras una mastodóntica carrera en la que participaba millones, da que pensar. Y más si nos retrotraemos a las innumerables circunstancias que les precedieron, topándonos con que la propia existencia del Ser Humano sea azarosa y la del Universo más aún.
No hace falta que nos toque la lotería ni la figurita en vez del haba en el roscón de reyes para ser afortunados. por el mero hecho de existir ya lo somos. Ahora es cuando tenemos que tomar el timón de nuestras vidas y llevar el barco a donde queramos. Eso sí, los vientos y mareas, nos tratarán de empujar a uno u otro lado. Se nos presentan situaciones imprevistas a las que hacer frente o de las que favorecernos. Sin ese componente de fortuna y azar, muchas cosas no tendrían gracia. Ir a una casa por un camino recto sin obstáculos no tiene emoción. Lo que le da chispa es cuando te sale un lobo, un yonki, una persona que necesite ayuda, un tipo que te invita a cenar a su casa o una encantadora sonrisa que sólo en sueños habías visto... y cada una de ellas puede ser completamente diferente: el lobo puede que no quiera comerte ni hacerte daño, el yonki puede ser una bellísima persona que te acabe contando sus penas y glorias en vez de sacarte la navaja, el que encesite ayuda puede luego contraprestarte o aprovecharse de ti, el que te ofrece una cenita puede pedirte algo a cambio, y la sonrisa puede querer dominarte en vez de hacerte disfrutar. Todo eso es lo que tiene de bonito la vida. Me encanta que todo tenga un cierto caos en el que pueda desenvolverme de maneras diferentes. Hce sentirme vivo.
¡Que ruede la fortuna!

martes, 5 de enero de 2010

Los reyes no volvieron

Aún recuerdo cuando me enteré de que los reyes no existían, que eran los padres. Cómo me jodió. Me jodió haber creído en algo que era falso. Y, lo peor de todo, que me habían estado engañando toda mi corta vida. No recuerdo a qué edad me enteré, pero fue bastante tarde en comparación a otros. Es más, fui el último de clase en enterarme.
Todo fue después unas Navidades, cuando alguien sacó el tema a la luz de que los reyes no esixtían, que eran los padres. Yo me negaba a aceptarlo y daba argumentos a favor de su existencia. ¿Cómo eran capaces de repartir regalos a todos los niños en una noche? ¿Cómo podían estar haciendo la cabalgata a la vez en tantísimos sitios? ¿Cómo eran capaces de comerse la comida que se les dejaba en todas las casas? La respuesta era doble. Primero, por algo eran magos, y segundo, tenían un gran séquito de pajes que podían ayudarles en todas estas tareas. Qué ingenuo era. Encima todo estaba reforzado en mi cabeza porque una vez había escrito la carta muy pronto y por mi celeridad, Correos, en nombre del trío real, me envió una carta contestándome y dándome un regalo por adelantado, un cómic del Capitán Trueno.
LLegué a casa después de discutir con todos y les dije a mis padres lo que me habían dicho. Mis padres em confirmaron la noticia, y me agarré un cabreo descomunal. Me habían mentido durante todos aquellos años.
No inmediatamente pero si reflexionando un tiempo después me fui planteando otra serie de cosas: ¿y si Dios tampoco existe? ¿Si en eso también me han mentido? ¿Y si nos han mentido a todos y nos lo hemos creído? Todos los argumentos "mágicos" en defensa de los reyes también se caían en la defensa de Dios. Con unos argumentos banales que ahora mismo no me serviría para plantearme esa serie de cuestiones teológicas en una crisis de Fe que hizo que me llevara más de una regañina por parte de las (aquí va una retahíla de insultos y descalificaciones) monjas del colegio. Aquellas que defendían que Adán y Eva habían existido realmente (un teólogo con dos dedos de frente ni se plantea esa barbaridavd), que Jesús realmente había multiplicado panes y peces (en vez de interpretarlo como la metáfora del compartir) etc... Todo ello sumado a otras muchas cosas más hicieron que poco a poco fuese forjando una personalidad que cargaba contra todo y contra todos. Me convertí en el misántropo que en gran medida sigo siendo. Pero ahora la llevo bien, o al menos mejor que antes. Lo mismo que las navidades, los reyes y su puta madre, que me tocan un poco la moral pero las trago. Mientras no me vengan con cuentos...

PD: Joder qué nudo he hecho en la segunda parte...